Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Roy Mustang el Vie Ago 10, 2012 10:25 am

Notas de la Autora: Hola! este es mi primer fan fic de Fullmetal, lo hice con una amiga a partir de un roleo de hace más o menos dos años y como me encanta escribir, preferí pasarlo en limpio (y corregir algunas partes) este es el capi 1 de lo que sería la primera temporada (si mi fic hasta tiene temporadas xDD) advierto desde ya , contiene shonen ai (amor entre hombres)

Moonligth Eclipse
Primera Temporada Cap 1: La llegada del alquimista lunar



La mansión Croix se estremeció con aquella magia poderosa, y su dueño, Fausto, cayó de rodillas ante la imponente figura de aquel Homúnculo, que había tomado la forma de aquella emblemática autoridad.
-Así que este es el alquimista Blanco, no eres tan difícil de doblegar como pensaba… -
Una patada en la cara y los anteojos del peliblanco doctor cayeron al suelo, entonces el homúnculo supo el por qué Fausto no se defendía… los suaves llantos de dos niños atrajeron toda su atención.
-Pero que tenemos aquí…-
Levantó por la ropa a la pequeña, ojos azules y cabello plateado como el de su padre, su gemelo, le miró aterrorizado, con sus ojos violáceos llenos de lágrimas.
-Úsalos…- le dijo al médico abatido en el suelo, mirándole con maldad, si, usaría a sus propios hijos para crear aquella piedra filosofal…
El horror que inundó los ojos del platinado jamás será visto de nuevo, cuando, al negarse a usar a sus hijos de materia para crear la piedra, estos eran asesinados frente a sus ojos, o al menos eso creía el homúnculo, porque Fausto, el alquimista blanco se alzó cuan poderoso era, invocando aquella magia que solo él y el alquimista de la luz habían aprendido.
La casa se lleno de símbolos extraños y círculos alquímicos, y el homúnculo se vio forzado a huir, dejando a un pobre doctor destrozado, abrazando a su hijo varón y trazando con su propia sangre un último circulo…
-Yue... cierra los ojos…-
El pequeño obedeció, sin dejar de sollozar por el dolor sentido y porque su hermanita yacía inmóvil en el suelo, luego un suave quejido y más sangre goteando, esta vez desde la cuenca vacía del ojo del doctor...
-Usa chan… no tengas miedo Usa chan…-
Luego una luz intensa... Y Yue despertó en una cama suave, limpio y arropado…
-Hola…-
Un pequeñito rubio de su edad le miraba con grandes ojos ámbar, a su lado había una cunita en donde un bebe, igualmente rubio, dormía profundamente.
-… soy Edward…-
-Edo...- repitió suavemente el platinado –soy Yue…-
Los dos niños entablaron enseguida una gran e inocente amistad, mientras que sin saberlo, desde la puerta del cuarto dos hombres les espiaban.
-Te agradezco que pueda quedarse aquí Van...-
El rubio le palmeó la espalda y la hermosa esposa de este, le miro preocupada, por aquel vendaje en su cara.
-¿Estas seguro que estas bien Fausto?- lo había dicho en voz suave pero con aquel tono tan característico en Trisha Elric.
Por otro lado, el platinado asintió tomando las manos de la mujer entre las suyas y apretándolas suavemente.
-Por favor Trisha... el es mi único tesoro…-
-No te preocupes, estará muy bien cuidado aquí…-

El platinado dirigió una última mirada al niño que ahora dormía acurrucado al lado de su nuevo amigo y desapareció, necesitaba desviar a aquellos seres para que no dieran con su hijo… porque de tener ambas mitades, de la conexión a la puerta, poco y nada podrían hacer por la humanidad.
Y desde el espejo del cuarto, cuando las luces se apagaron, una silueta observaba a los dos niños, una pequeña platinada de ojos azules les miraba con adoración, ella se había convertido en la guardiana del otro lado para siempre.
-Niichan



Edward Elric abrió los ojos de golpe dando un pequeño sobresalto al darse cuenta que se había dormido sobre el escritorio y que ahora, su hermano, con la forma de aquella armadura y su superior, el alquimista de la flama, al lado de este, levantando una ceja curioso.
-Te quedaste dormido niichan…-
-Lo siento…-
-Deberías descansar más niichan…-
Una voz suave, diferente a todas las que Edward recordaba últimamente llegó a sus oídos, girándose lentamente, sin poder creerlo.
-…Yue… ¡¡Yue!!-
Desde el umbral de la puerta, le observaba un joven de su edad, cabellos largos y platinados que le llegaban por debajo de la cintura, ojos de un suave color lavanda y un rostro angelical, andrógino adornado con una bella y dulce sonrisa. Su vestimenta era el uniforme reglamentario militar color azul, y encima de este traía un abrigo parecido al de Edward solo que este era blanco y en la espalda llevaba una luna creciente dentro de una estrella de ocho puntas en color azul claro.
La reacción fue instantánea, como pocas veces el mayor de los hermanos Elric se abalanzó y abrasó a esa persona feliz y a su vez fueron ambos adolecentes abrazados por la armadura que era ahora Alphonse.
-Siento no haber llegado antes… pero el taisa no me dejaba volver de la misión...- el platinado le hecho una miradita acusadora a su superior.
Por otro lado Mustang miraba divertido la escena, si tenía conocimiento de que aquellos tres jóvenes y su cercanía y amistad… y también tenían presente aquel recuerdo de años atrás en una enfermería a media noche
-Tengo entendido que Yue acaba de ser aceptado como alquimista estatal…-
El doctor, con su cabello platinado y cubriéndole un lado de la cara analizaba con cuidado al taisa mientras vendaba una herida de bala hecha horas atrás.
-Debe estar orgulloso de su hijo…-
-Lo estoy... claro que si... yo he sido su maestro…-
Los vendajes apretaron el pecho del pelinegro haciendo que esos ojos oscuros se clavasen en los del doctor.
-Debe prometerme Taisa...- dijo en un susurro peligroso – Que Yue no estará cerca de Edward y Alphonse… hasta que yo le indique que no hay peligro... de lo contrario...-
La presión se volvió más fuerte, tanto que la sangre de la herida empezó a formar una flor escarlata en el blanco paño.
-Ya no quedará pueblo, ni habitantes, ni siquiera tierra que proteger...-
Así como la presión había empezado, se detuvo, dejando respirar de nuevo al pelinegro en aquella muda promesa.
-Bienvenido Tsukishiro- le dedico esa sonrisa de orgullo que tenía para todo su equipo mientras el albino se soltaba suavemente del abraso acariciando la mejilla de la armadura y mirándole con cariño, un “buscaremos la solución a esto” silencioso pero que Alphonse entendió, después de todo, se había criado junto al albino.
-Me alegra por fin poder llegar y que ustedes estén, cada vez que regresaba en alguna misión el taisa les enviaba a la otra punta del país, y así todos estos años, pero... pero... no veía la hora de poder encontrarlos…-
Estaba feliz, demasiado feliz de al fin reencontrarse con sus dos hermanos, su única familia ya que no consideraba familia a aquel platinado, frio y cruel que le entrenaba y se hacía llamar su padre, para nada, su familia eran Edward y Alphonse Elric.
-Yue… - la teniente rubia le sonreía de forma cariñosa, bueno después de todo ella se había encargado de velar por el chiquillo mientras que Mustang velaba por los dos hermanos Elric, por lo que le tenía cierto aprecio al joven – No te entretengas tienes trabajo..-
Le entregó una carpeta y el chico no tardó en abrirla y fruncir ligeramente el seño.
-Vaya…-
-Como primera instancia deben dirigirse a la mansión Noir, él les dará lo necesario-
- ¿Deben?-
-Así es, ustedes dos lo acompañaran…-
Yue sonrió feliz, Al parecía animado pero Edward no tanto, quizás… solo quizás el rubio quería quedarse cerca de su superior… pero eso nadie podía saberlo, por lo que carraspeo y asintió, tomando la carpeta de Yue y leerla.
-Desaparición de adolecentes… -
Yue asintió serio mientras entrelazaba sus delicados y finos dedos con los de la armadura.
-Vamos onichan, niichan… no debemos perder tiempo…-
Los tres desaparecieron rumbo a la estación de trenes ante la mirada fija del pelinegro.
-Joo… no he llegado a saludar a Yue…-
Roy apenas si movió su mirada y el poso en su rubio subordinado para luego ver a los tres jóvenes alejarse y desaparecer, reprimiendo el impulso de correr y aferrar al mayor de los Elric… impulso desconocido, reprimido y casi ignorado por el pelinegro que no iba a permitirse jamás aceptar aquellos sentimientos potencialmente peligrosos.
-Tendrás tiempo luego... esta vez ha llegado para quedarse-
Ya tenía el permiso del alquimista blanco para que los tres amigos se reuniesen al fin…
Y así es como comienza esta historia, la llegada del Alquimista Lunar...
avatar
Roy Mustang
Homúnculo
Homúnculo

Mensajes : 167
Me gusta : 2051
Fecha de inscripción : 03/08/2012
Edad : 31
Localización : Córdoba

http://coloresenunmundoacromatico.blogspot.com.ar/

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Kay-Red el Vie Ago 10, 2012 3:21 pm

La historia esta genial, y expresas muy bien las acciones, eso me gusta, pero a veces me confundo con los dialogos @_@ XD. Pero esta genial!,se nota que le estas dedicando tiempo =P. Sigue asi!


Última edición por Kay-Red el Vie Ago 10, 2012 10:49 pm, editado 1 vez
avatar
Kay-Red
Hohenheim de la Luz
Hohenheim de la Luz

Mensajes : 224
Me gusta : 2175
Fecha de inscripción : 25/05/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Roy Mustang el Vie Ago 10, 2012 9:22 pm

Gracias Kai! aqui dejo el segundo capi


Cap. 2: Una oportunidad

El tren dio el último pitido dando anuncio a que partiría pronto, en uno de sus vagones, tres siluetas miraban en silencio el paisaje…
Que diferentes eran los hermanos Elric y aquel miembro reintegrado al círculo hermético que ellos formaban… Cualquier familia al reencontrarse, no pararía de hablar, de reír, de abrazar… pero los tres se mantenían en un relajado silencio, mientras el albino acariciaba distraídamente la mano de la armadura metálica y Edward, cruzado de brazos y con la cabeza apoyada en el cristal, viendo el paisaje cambiar lentamente.
Por supuesto, ninguno de los tres había vivido, desde su separación, momentos felices y los tres eran consientes de la situación de los otros dos, después de todo ¿Quién podía pasar una vida feliz y agradable metidos en el ejercito en pleno estado de guerra permanente?
-Buscaremos una solución a esto Al...-
La voz suave y serena, aunque teñida con un tono preocupado, se dejo escuchar, sacando de aquel letargo a los dos hermanos.
-No te preocupes Yue chan-
Sabiendo que el elemento principal para construir una Piedra Filosofal, era cuerpo, carne, alma y mente de una persona, la misma ética de Alphonse y Edward les llevaba a dejar aquella posibilidad de lado, después de todo, demasiadas muertes inocentes se habían perpetuado en aquella búsqueda, en medio de una guerra contra algo que va más allá de un simple idealismo político o codicioso de poder. En el fondo, las guerras, las peores de ellas, eran aquellas que te llevaban a medir tus propios valores, en situaciones límite, como había sido el caso de los hermanos Elric.
Edward miró al albino, sabía que bajo esa sonrisa dulce que le dedicaba , había dolor, pesadillas, momentos de tortura, no física sino simplemente momentos en los que, desearías morir al sentirte sin alma y sin consuelo… se preguntaba cuantas veces, a escondidas, había visto a su superior, en ese estado, la mirada perdida en un rictus de dolor , que solo podían llevar a la determinación de buscar la paz, la redención y el perdón a través de la felicidad de los inocentes que no pidieron una guerra, solo la libertad.
Y ahora los tres debían enfrentar una misión, en la que, rogaban no encontrar a aquellas jóvenes desaparecidas en el peor de los estados, o de no encontrarlas, pues, conociendo a quien podría estar tras esto, significaba que debía avecinarse una nueva guerra, de humanos, contra un nuevo dios…
-Valentine Noir…- leyó Yue para romper aquel silencio nuevamente – Conocido como el Porcionista del Amor… sus pociones son eficaces, y es muy frecuentado por las jovencitas del pueblo- suspiró y negó – Puede ser que sepa algo sobre las desapariciones, o esté involucrado, el Taisa no nos enviaría si él no tuviera nada que ver…-
Edward levantó una ceja, había escuchado de aquel mago del amor, famoso entre las chiquillas de su edad, no solo por su capacidad de solucionar cualquier problema amoroso, sino también porque, en palabras de ellas, era bastante bien parecido, como un ángel venido del cielo.
-Debe ser un presumido – murmuró casi con una leve vena inflamada en su cien, recordando a Roy Mustang, su arrogancia y su mirada de superioridad…
-Edo estas rojo…-
Yue se inclinó y le beso la frente ante la mirada de la armadura donde estaba metido Alphonse, notándolo afiebrado, por lo que suspiró y antes de que pudiese decir algo, la puerta del compartimiento se abrió, dando paso a la alta e imponente figura de su superior.
-Taisa...-
Los tres jóvenes miraron al mayor sin saber exactamente qué hacía allí cuando horas atrás lo habían dejado en central… y el moreno pareció entender la incógnita de sus miradas por lo que sonrió suave, pasando y sentándose en el único espacio vacio, junto a Edward.

-Subí antes de que el tren partiese, necesitaba solucionar unos asuntos – les explicó y vio como el rubio aparte de rojo parecía que iba a desmayarse en cualquier segundo y antes de que dijera o hiciera algo, Edward había caído casi dormido sobre el mayor.
-…Full metal...-
Por una extraña razón, el mayor dejo al menor descansar en su regazo, sabía que días atrás había llovido y Edward en sus idas y venidas investigando se había calado hasta los huesos, era normal que ahora estuviese enfermo aunque sea solo un resfrío o una gripe. Y ante la mirada de los dos jóvenes le arropó con su chaqueta.
-Taisa…-
El les hizo seña de que guardasen silencio, aun quedaba un trecho por recorrer y era mejor dejar descansar al chibi hagane… distraídamente el moreno acariciaba la espalda del menor perdido en sus propios pensamientos…
… Un lado y otro de la puerta… Edward caminaba por aquel espacio blanco, tan blanco y vacio que daba miedo… en el fondo había dos figuras jugando inocentemente un juego de palmaditas…
Su hermano, de carne y hueso, con sus ojos con profundas ojeras, aunque ya no tan delgado y demacrado jugaba con una bella niña de 17 años , cabellos blancos y hermosos ojos azules.
-… Alphonse… Usagi…-
Ambos le sonrieron con felicidad al verlo.
-Esto es…-
-Un sueño…- aclaró Alphonse – Es la única forma en la que podemos contactar contigo, por ahora-
Usagi solo asintió dejando que sus cabellos platinados se moviesen con gracia sobre su lindo vestido.
-Pero... estas... te ves...-
Alphonse asintió, ahora estaba vestido con unos pantalones y una camisola holgada.
-Aquella vez que abriste la puerta, despertaste a Usa chan… solo fue cuestión de tiempo para que me encontrase y prometiese acompañarme… ella... es real... Yue no mentía, es real…-
Edward vio a la platinada y estiró su mano humana para acariciarle la mejilla… tantos años regañando a Yue por hablar solo delante del espejo... hasta que un día dejo de hacerlo entre lagrimas, porque “alguien se había llevado a su onechan”… y ahí estaba, la viva imagen de Yue pero en forma femenina, como habría sido su gemela de haber estado vida…
-Usa chan...-
-Niichan…-
A diferencia de Yue, la vocecita de la chica era cantarina y graciosa, como la de una niña pequeña, de alguien inocente, alguien lleno de bondad y amor como para quedarse junto a su hermano y nutrirlo con sus propias energías.
Ambos chicos señalaron un espejo en donde Edward pudo versé a si mismo durmiendo en el regazo del moreno.
-WAA!!!-
Dio un salto y podía verse la vena palpitando en su frente causando la risa en los dos jóvenes.
-¿Qué hago ahí!!?? Es un sueño ¿verdad??-
Ambos negaron.
-Tu estas así ahora...-
-… acostado sobre Roy Mustang...-
Porque, al escuchar aquel nombre, simplemente sus mejillas se teñían de rojo furioso, era solo el nombre de su superior, de aquel arrogante hombre sin escrúpulos, pervertido y mujeriego…
-Niichan... deberías aceptar tus sentimientos de una vez…-
El mayor se giró y los miró, sus ojos estaban tristes y ya no quedaba ni rastro de aquel sobresalto que había tenido segundos atrás.
-No puedo...-
-¿Por qué no?- preguntaron ambos al unisonó
-Porque… tu... y ahora Usa chan…-
Alphonse le puso un dedo en los labios sonriéndole.
-Estaremos bien…
-Pero...-
Esta vez fue Usagi quien habló
-Edo chan…- le acaricio los cabellos – Debes ser feliz... lo mereces-
-¡NO!- Edward les miro dolido y culpable – No puedo ser feliz... estando ustedes...-
-Estaremos bien… te lo pedimos...-
-De corazón…-
-Dale una oportunidad a tu corazón…-
-Y se feliz…-

Abrió sus ojos encontrándose recostado en un cuarto blanco, no era de un hospital, dado a los ositos de felpa y libros que había en los estantes y el enorme dibujo de una luna creciente dentro de un octógono azul claro que había pintado en el techo… reconocía aquel cuarto, ese perfume y esas sabanas de seda que se movían a la perfección con aquel pijama de la misma tela... Estaba en el cuarto de Yue, en la mansión Croix, hogar del doctor Fausto Croix, mejor conocido como el alquimista blando al cual los dos adolecentes detestaban, por haberlos separado cuando eran pequeños, poco antes de que Trisha Elric muriese…
-Donde… o mejor dicho... ¿desde cuándo...?-
La armadura y el albino se pararon cuando escucharon aquella voz y sonriendo aliviados.
-Niichan, dormiste toda la mañana y la tarde, ya es de noche...-
-¿¡Que!?-
-El taisa te trajo aquí, para que mi padre te viese... y – Yue parecía molesto – Obviamente, insistió en que nos quedásemos para mantenernos vigilados-
-¿Y Aceptó?-
- El taisa confía mucho en mi padre, ¡y sigo sin entender la razón! –
-No conoces el dicho, dios los cría, el viento los amontona…- dijo Edward con un tic en el ojo – Quizás tu padre quiere otra mordida- dijo malignamente gracioso a lo que logró sacarle una pequeña risa cómplice a los dos muchachos por el recuerdo.
-Eres un bruto niisan-
-Y de todas formas me termino llevando...-
-Si pero con recuerdito en su mano, ¡Jáh!-
-Repito... eres un bruto…-

Edward suspiró y les sonrió para dejarlos tranquilos, pensativo por aquella conversación en sueños…
¿Debería darle a Roy Mustang, la oportunidad de hacerle saber sus sentimientos?
avatar
Roy Mustang
Homúnculo
Homúnculo

Mensajes : 167
Me gusta : 2051
Fecha de inscripción : 03/08/2012
Edad : 31
Localización : Córdoba

http://coloresenunmundoacromatico.blogspot.com.ar/

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Envy el Miér Ago 15, 2012 12:08 pm

holllllllllllllll Yuki!!!!!!!!!


me esta gustando mucho el Fic... quiero saber que pasaaaa >o< ... pobre Ed TwT!..
que decisión tomara el chibi de Ed?? haaa quiero mas quiero leer mas

_________________


No te olvides de revisar las reglas del Foro
avatar
Envy
Admin
Admin

Rol Rol : Yuno Fay
Mensajes : 1296
Me gusta : 3717
Fecha de inscripción : 03/11/2011
Edad : 416
Localización : Ciudad Central

http://fullmetalalchemist.forolatino.biz

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Roy Mustang el Miér Ago 15, 2012 4:06 pm

waaa gracias envyy aqui dejo el capi 3


Cap. 3: El Pocionista


En la mansión Croix se escuchaba la habitual discusión que estallaba cada vez que el señorito Yue se quedaba en casa.
-¡Deja de actuar como si yo te preocupase!-
El albino miro a su padre con fiereza, no, no había odio en su mirada, porque Yue era incapaz de odiar a alguien aún, pero si tenía todo en contra de su padre, quien en este momento trataba de que su hijo fuese a descansar.
-Te has desvelado toda la noche cuidando de Edward, debes descansar-
Eso pareció herir el orgullo del alquimista lunar.
-Soy un militar, no será la primera noche que paso en vela-
Le miro a los ojos, y Fausto no pudo refutar aquello, ¿desde cuándo aquel pequeño albino delicado se había convertido en todo un hombre? Al igual que Edward, Yue ya no era un niño, había tenido sus batallas, y le había visto herido, muchas veces… y aun así no podía dejar de en el fondo preocuparse por su hijo pese a que este día a día diese muestras de recordar cada noche de soledad que le hiso pasar, cada día arrebatado de su niñez, pero era necesario… ¿lo era? ¿El sacrificar la felicidad de su hijo?... Tal vez, las cosas podrían haber sido diferentes… solo tal vez…
La vista del médico se perdió en la ventana, y aquella noche en la que Trisha le cito a solas, mucho tiempo luego de que Van abandonase el hogar.
-Puedo revertir eso si me lo permites…-
Ella negó seria y acaricio la mano de Fausto.
-Las cosas se dan por algo Fausto – le sonrió suave, como solo Trisha Elric lo hacía – Y debe ser así, pero Yue no va a soportarlo… -
-Porque él te ve como su madre…-
-Así es... – suspiró ella – No quiero que sufra… y tampoco hacerlo más pesado para los niños…-
Y así fue como aquella noche se llevó a su hijo casi a las rastras, sacándolo de lo único que había conocido como hogar, no sin antes pelear con el pequeño y con sus dos hermanos, en un intento desesperado de que no se llevase a Yue, Edward le había mordido la mano hasta hacerle sangrar, incluso el día de hoy, conservaba aquella marca, podría haberla borrado, si, pero prefería conservarla.
Amanecía, y Mustang ya se había marchado para seguir con la investigación, revisó los papeles de aquella misión y sonrió de lado al leer el nombre de Valentine Noir, dejaría que su hijo y los hijos de Van lidiasen con el Pocionista solos, mientras él debía moverse, seguir el plan…
Subió al cuarto para dejar la carpeta en el cuarto de invitados, donde supuestamente estaba Alphonse con Edward, pero le encontró vacio.
No se habían marchado, lo sabía, seguían dentro de la casa y solo había un lugar donde podrían estar.
Abrió lentamente la puerta del cuarto de Yue y suspiró al ver a los dos jóvenes abrasados, como cuando eran niños, y profundamente dormidos, su pequeño había sucumbido al cansancio al fin, en los brazos de su hermano. Y la armadura reposaba inmóvil, a un lado de la cama, mirando distraído por la ventana, vigilando el sueño de los dos chicos.
-Alphonse-
La voz fría y casi metálica de Fausto se dejo escuchar en el cuarto, sacando de su pensativo letargo al menor de los Elric para dejarle la carpeta en la mano con todos los datos necesarios.
-Mustang los encontrará en la noche, para que le informen de su avance, dejaré los tónicos para tu hermano en la cocina, Yue sabe cuál es cual-
Y así de sigiloso como había entrado, se retiró de la alcoba, consciente de que, para Yue, sus únicos familiares eran aquel par de niños, pero así debía ser…

-Niisan-
Edward abrió los ojos aun en el duermevela mientras estrujaba algo blando contra su pecho.
-Que... –
Suspiró al ver la platinada cabellera larga enredarse entre sus dedos y sonrojándose un poco.
-¿No estamos algo grandes para dormir en la misma cama...?-
-No es mi culpa que sueñes con el taisa todo el tiempo- respondió adormilado Yue y al ver el tic en el ojo de Edward pestañeó cansado -¿Qué? –
-¡¡ ¿cómo se te ocurre decir que yo… y el taisa..?!!-
Acostumbrados al carácter del rubio, ambos chicos prefirieron mejor revisar la información que tenían dejándolo solo con su berrinche, sonrojos y posterior cambio de pijama por su ropa diaria.
-Bueno… debemos ir a ver a este tipo…- dijo Yue pasándole la carpeta al rubio – No queda lejos de la casa de mi padre, solo una hora andando a pie… -
-Está bien andando entonces…-
La marcha, como el viaje en tren había sido silencioso, quizás porque los tres trataban de analizar la situación y atar cabos, la vida de varias jovencitas dependía de aquello y no podían fallar.
Se detuvieron frente a una hermosa casa, con un jardín lleno de rosas y otras flores y que parecía ser casi un sueño.
-Estas flores… - murmuró Edward acariciando el pétalo de una de las rosas que sobresalía del jardín –No son cultivadas de forma común…-
Vio a la armadura moverse ansiosa y escuchó un ligero maullidito.
-Al suelta a ese gato- Edward le miro exasperado, queriendo concentrarse en la misión mientras que su hermano mecía al pequeño animal entre sus manos –Debe de tener dueño…-
-Vaya... son... muchos gatos…- murmuró Yue mirando al interior del jardín y los tres se asomaron por un arbusto, para efectivamente, ver varios gatos viviendo en aquel lugar, todos bien cuidados, caminando entre las hermosas flores.
-Que... clase de loco vive aquí…- se preguntó Edward con un tic en la ceja mientras su hermano cargaba varios gatitos a la vez.
-No lo sé, quizás un loco que le gusten los gatos y las flores- contestó una voz divertida entre los arbustos, haciendo que los tres jóvenes diesen un pequeño salto –hahaha perdón queridos no era mi intención asustarlos...-
De entre las rosas se incorporó un joven alto, rubio de ojos azules, sonriendo divertido y limpiándose la tierra de las manos con su delantal.
-No nos asustó- gruño Edward al notar que el joven era al menos una cabeza más alto que él pero no aparentaba más de dieciocho años –Solo... nos sorprendiste-
-Ustedes deben ser los hermanos Elric y el oficial Tsukishiro... si no me dijeron mal- dijo inocente poniéndose un dedo en los labios pensativos – A ver… rubio. Bajito y con mal carácter…-
-¡A quien le dices bajito!!!-
-¡¡Niisan!!- Yue y Al jalaron a Edd antes de que arremetiera contra el joven.
-Hahahaha exactamente como lo describieron, entonces tú debes ser Tsukishiro y…- miro a la armadura – Tu debes ser Alphonse Elric, es un placer conocerlos y ayudarlos en lo que pueda, me llamo Valentine Noir - dijo haciendo una suave reverencia
Edward dejo de forcejear y suspiró derrotado ante la amabilidad del rubio, además no le generaba ningún sentimiento de alerta, era como si realmente aquel muchacho estuviese envuelto por una especie de aura angelical.
-Yo no soy chaparro, es este que se estiró como fideo- gruñó bajito de todas formas mientras caminaban entre los arbustos y flores hasta llegar a la casa.
-Así… que tu eres el Pocionista del amor ¿verdad?
-Así me dicen- Valentine miro al mayor de los Elric a los ojos y sonrió – Pero el amor no es algo que se pueda crear, ni siquiera con la más poderosa de las pociones…-
-¿Y sus clientes saben eso?- preguntó Yue mirando el interior de la casa, bien adornado y con extensas estanterías llenas de libros
-Es lo primero que les digo cuando cruzan esa puerta- explicó Valentine sentándose en un escritorio y haciéndoles señas a los jóvenes para que tomarán asiento.
-Entonces… ¿Qué es exactamente lo que haces?-
Val sonrió de lado, tomando un cuaderno y hojeándolo.
-Un mago nunca revela sus trucos- respondió
-¿Aun cuando haya vidas inocentes en juego?-
La pregunta de Edward pareció descolocarle un poco, cerró los ojos y sonrió.
-Ayudare en lo que pueda… - respondió simplemente mientras movía el cuaderno de un lado al otro – Hace más o menos un mes, llego la primera niña... quince años … todas están entre los quince y dieciocho años … me habló de un joven maestro que enseña en la pequeña escuela de la ciudad, al principio trate de disuadirla que lo olvidara, pero realmente parecía enamorada de él y por lo que me contaba, él de ella…- suspiró con algo de pesar – Le dí una poción para la confianza… como dije, no puedo crear amor, ni inducirlo, pero si crear.. Situaciones propensas para que la persona en cuestión confiese sus sentimientos…-
Loes tres escuchaban atentos mientras Valentine ponía delante de ellos una poción color azul claro.
-Es un pequeño tónico calmante, a veces , la mayoría de las veces, son los nervios lo que evita que los amantes confiesen como se sienten verdaderamente, por lo que esto suele ayudarles… pero aquella chica no volvió… pero si vino otra... de igual forma, enamorada de un joven florista, y así, con cada chica desaparecida.. Siete en total... – suspiró y miro a los chicos – He tratado de seguir a las últimas tres, ya cuando la desaparición de las primeras se había hecho oficial, pero simplemente desaparecían, no me explico como…-
Valentine se puso de pie y sacó un mapa mostrándoselo a los chicos
-Aun así, descubrí un patrón y una hora precisas, quien quiera que sea que este enamorando a esas niñas, aparece por esta zona, porque aquí es donde les perdí el rastro, todas a la misma hora...-
-Entonces no nos queda más opción que esperar esa hora e ir a aquel lugar – murmuró Yue levantándose.
Valentine les sonrió algo culpable.
-Me gustaría ser de más ayuda… pero por el momento solo puedo ofrecerles esa información y claro, que se queden en casa…-
Los tres parecían sorprendidos de aquello, después de todo el rubio les estaba ofreciendo quedarse pese a ser un sospechoso más de la lista.
Pero en aquel momento, lo importante no solo era detener a quien estaba llevándose a las jovencitas, sino saber qué es lo que planeaba hacer con ellas y sobre todo, donde estaban las demás jóvenes…
Pasaron el resto de la tarde investigando en la biblioteca de Valentine, esperando a que se hiciese la hora para poder ir a aquel lugar… Alphonse y Yue habían ayudado con las compras, por lo que estaban fuera en el mercado , por lo que el mayor de los Elric quedó solo entre los libros hasta que algo llamó su atención , una fotografía, del rubio Pocionista abrasado a otra persona , una que conocía demasiado bien , un hombre pelinegro, apuesto y con uniforme de la milicia.
-Tu… conoces al Coronel Mustang...- murmuro Edward sin dejar de ver la imagen, pero aquella declaración hizo que por unos segundos el rubio pareciese asustado.
-Yo... bueno...- Valentine bajo la mirada y suspiró – Supimos ser buenos amigos…-
-¿Solo buenos amigos?... -
-… Amigos… si…-
-Tu… le querías más que como amigos ¿verdad?-
Valentine sonrió cerrando el libro que tenía en manos.
-Muy observador…-
-Es por eso que nos ayudas en realidad, porque amas al Coronel Mustang-
Valentine no respondió de inmediato, se tomó su tiempo en acomodar el libro en su lugar.
-El corazón de Roy, pertenece a otra persona... yo mismo lo predije – sonrió con algo de dolor –Pero se que con esa persona será feliz…-
Edward se puso de pie, temblando un poco, de repente sentía su ser a medio camino entre la tristeza y la furia, también de la decepción y la desesperación.
-¿¡El Pocionista del amor renuncia a sus propios sentimientos?! ¿No te parece que eres un hipócrita?- temblaba un poco, y hasta notaba las lagrimas querer asomarse por sus ojos y cuando menos quiso acordar, Valentine estaba lo suficientemente cerca como para acariciar sus mejillas y secar aquella lagrima que no había logrado retener.
-Seré feliz… si veo que Roy, y la persona que ama... son felices... quizás…- se alejó despacio mirando a los ojos dorados del menor – Sea el alquimista de acero quien no deba renunciar a sus sentimientos –
La puerta se abrió y Alphonse entró llevando la cesta con las compras, un ramo de flores y algunos gatitos montados sobre la carcasa de la armadura , seguido por Yue , y Valentine aprovechó aquella distracción para dejar a Edward solo con sus pensamientos.



avatar
Roy Mustang
Homúnculo
Homúnculo

Mensajes : 167
Me gusta : 2051
Fecha de inscripción : 03/08/2012
Edad : 31
Localización : Córdoba

http://coloresenunmundoacromatico.blogspot.com.ar/

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Rei el Jue Ago 16, 2012 10:56 am

Roy escribes muy lindo, me gusta mucho como se esta tornando la historia!...quiero contiiiiiiiiiiii
avatar
Rei
Hohenheim de la Luz
Hohenheim de la Luz

Mensajes : 374
Me gusta : 2555
Fecha de inscripción : 03/11/2011
Edad : 52
Localización : Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Envy el Jue Ago 16, 2012 11:14 am

Hooo yukiii.... no esperaba esa... el alquimista de pociones enamorado de Roy O.O....... en que se quedo pensando el pequeño Ed!... haaaaaaa quiero sabeeeeeeeeeer

_________________


No te olvides de revisar las reglas del Foro
avatar
Envy
Admin
Admin

Rol Rol : Yuno Fay
Mensajes : 1296
Me gusta : 3717
Fecha de inscripción : 03/11/2011
Edad : 416
Localización : Ciudad Central

http://fullmetalalchemist.forolatino.biz

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Roy Mustang el Jue Ago 16, 2012 12:37 pm

WAAAAA >////< que bueno que les guste!! la verdad es que es mi primer fic de Fullmetal >//< (y encima re largo xD) aqui les dejo el capi 4


Capitulo 4: ¿Qué es el Amor?
Edward caminaba por las calles, siguiendo aquel mapa que había trazado Valentine. Prácticamente se había escabullido de la casa del Pocionista, luego de que este le dejara con sus propios pensamientos, aquellos barullados pensamientos.
Solo se detuvo cuando, al llegar al punto marcado en el mapa, vio una silueta alta, una forma estilizada y masculina, y se puso alerta, ese debía ser el individuo que estaba llevándose a las jóvenes por lo que tomó carrera y dio un salto aterrizando y apoyando sus palmas en el suelo para atrapar al individuo, pero este se movió rápido esquivando la lluvia de saetas que Edward había creado y aprovechando el polvo levantado para contraatacar.
Edward abrió los ojos para encontrarse a centímetros de su superior, ambos apuntándose el uno al otro, mientras que el filo de la cuchilla que había sacado de su brazo metálico rozaba la mejilla del pelinegro, y apenas un leve chasquido hubiese volado la cabeza del rubio, ya que Roy apuntaba derecho entre sus ojos.
Luego de observarse ambos por unos segundos, analizando que tan cerca habían estado otra vez de aniquilarse mutuamente, bajaron la guardia.
-Taisa…-
-Fullmetal…-
Ambos suspiraron y miraron alrededor, seguramente con todo el alboroto, el secuestrador o lo que fuere que se llevase a las niñas, seguramente se habría esfumado. Al menos por ese día no había una nueva víctima o eso esperaban los dos alquimistas.
En silencio regresaron a la casa del Pocionista, caminando a una distancia prudencial uno del otro, sin saber que decirse, siempre ocurrían esos silencios entre ellos, sobre todo luego de haber cometido semejante fallo, pero por momentos el silencio era roto por las preguntas del mayor, de rutina, informándose de cómo avanzaba la investigación del muchacho, pero aquella aura de silenciosa tensión se esfumó cuando la puerta de la casa se abrió, dejando a los dos militares de espaldas en el suelo .
-¡Bienvenidos!-
Al parecer el rubio Pocionista no solo había preparado la cena, sino que se había dedicado a peinar a Yue y para combinar el peinado, le había puesto un bonito delantal rosa.
-Con ese cabello largo no pude evitarlo, además su rostro es tan andrógino, es toda una muñequita…-
El platinado seguía revolviendo el contenido de una cacerola, con una sonrisa dulce en el rostro, llevaba su cabello recogido en un elaborado rodete, casi que prácticamente parecía una joven poco desarrollada más que un alquimista de la milicia.
-Yue que...¡¡ pero qué haces vestido así!!- Edward tenía un tic en la ceja sin poder creer lo que veía, ¿en qué momento se le había ocurrido al rubio convertir a su amigo en una muñeca de porcelana? –Y no te rías, dime qué haces vestido así-
Yue dejo la cacerola en paz y le sonrió abrasándole.
-Hahahaha niichan ni que fuera la primera vez que me visto de mujer…-
Esta vez la mirada asesina fue dirigida al pelinegro que miraba la escena curioso.
-Que... quieres decir con que no es la primera ¿ves? –
Roy, lejos de parecer intimidado por los rayos fulminantes que por poco salían de los ojos del rubio, parecía divertido con la situación antes de tomarse su tiempo y responder.
-Yue pertenece a la sección de infiltración, debido a sus facciones delicadas, puede pasar perfectamente como una niña o una mujer joven –
En la cocina de Valentine se produjo un silencio y tensión, semejante a la calma que antecede a un terrible huracán antes de que efectivamente, la tormenta se desatase con Edward queriendo ahorcar a su superior, aunque solo había conseguido zarandearlo del cuello del uniforme con la cara desencajada de la furia.
-¡Estas queriéndome decir que MI YUE SE VISTE DE MUJER Y LO DEJAS SOLO SOLITO A SU MERCED CON TIPOS PERVERTIDOS!!-
Por atrás del rubio Yue trataba de calmarlo pero no había fuerza que hiciera que Edward soltase al moreno, aunque este parecía seguir divertido con la situación hasta que se libró con facilidad del agarre y puso una mano en la frente del chico, haciendo que este diese manotazos al aire al ser más pequeño y no poder llegar a golpear al taisa.
-¡¡Eres un maldito pervertido abusador de menores!! –
-Yue sabe defenderse bien, está entrenado para ese tipo de misiones-
-Es cierto niichan por favor cálmate nyaaa- Yue trataba de jalarlo de la chaqueta roja con ayuda de Val , hasta que por fin la armadura que retenía el alma de Alphonse tomo al chico por la cintura levantándolo por los aires y dejando que patalease y siguiese gritando hasta calmarse, o al menos gruñir por lo bajo.
-¿Desde cuándo conviertes a mi hermano en un... un… argg…!?... ¿no sabes que pueden abusarse de el?-
-Pero niichan yo sé defenderme…-
Edward miró a Roy con odio de nuevo.
-Espero que su “defensa” no sea lo que estoy pensando-
Entonces el mayor negó despacio, ahora serio.
-No permitiría jamás que Yue llegase a ese punto, por si te interesa saber, siempre tiene un grupo de respaldo protegiendo su integridad y hasta ahora no ha fallado…-
Edward suspiró tranquilo al fin, aunque seguía enojado porque pusieran a su amigo casi hermano en el papel de chica vulnerable para poder infiltrarse pero al menos, sabía que Roy no era capaz de usar el arma más letal de Yue en beneficio propio, no… el taisa no poseía esa crueldad y lo sabía.
-Yo... creo... necesito… un poco de aire… Valentine-
-Puedes ir al patio trasero cariño – le sonrió el rubio – cuando la cena este lista te avisare-
Edward salió y se sentó entre unas rosas blancas que estaban en su más hermoso esplendor y suspiró acariciando los pétalos de una. Por unos segundos había temido que usaran el lado oscuro de Yue para beneficio propio, y por el otro se sintió culpable de, internamente haber pensado por unos segundos que Roy hubiese podido permitir tal cosa…
-Le quieres mucho ¿verdad?-
Roy se sentó a su lado y le miró largamente mientras el rubio después de pensarlo un poco se digno a mirarle.
-El... es mi hermano... mi otro hermano y siempre había creído que estaba bajo la seguridad de la mansión Croix con su padre, estudiando algo que le diese un futuro prometedor, y no metído en el ejercito, y menos siendo victima constante de acosos para conseguir información…. – le miró dolido , y acusador.
-Yue mismo se ofreció para pertenecer al equipo de infiltración, aunque si te sirve para quedarte tranquilo, Havoc es quien le custodia casi siempre y sabes que nunca dejaría que alguien dulce e inocente como Yue padeciese –
-Aparte… hay otra cosa…-
-Lo sé, tampoco he dejado que Yue llegue a “ese” punto –
-No me refiero a que abusen de el… bueno si – le miro furioso y le señalo con el dedo- como permita que alguien le ponga una mano encima…-
-No lo permitiré nunca, y tampoco que Yue llegue a desencadenarse-
Edward suspiró tranquilo al fin y volvió su vista a la flor.
-Son hermosas… Valentine hace buen trabajo aquí-
-Lo son si...- respondió el mayor tranquilo
-Val… ¿Por qué dejó de quererlo?-
La pregunta si, pareció descolocar totalmente al mayor, que pestañeo confundido y sonrió de lado.
-¿Como supiste?-
-Encontré una foto de ustedes en un libro-
-Raro, creí que la había quemado como me había dicho-
-¿Terminaron mal?-
-Le fui infiel- simplemente respondió el mayor – Luego Val prefirió seguir siendo mi amigo –
-Creo que el aun te ama…-
Roy rio y negó.
-El ama al amor, y todo lo que le recuerde a ello… pero… yo solo le veo como un buen amigo…-
Edward se abrasó a sus piernas recordando aquel sueño que había tenido en la casa de Yue.
-Ama a alguien ¿verdad?-
Roy miró hacia arriba y suspiró moviendo ligeramente su cabeza.
-No sé si es amor, propiamente dicho, pero lo cierto es que hay alguien muy cercano a ello –
-¿La teniente?-
-No, a ella la veo como mi hermana-
Edward infló las mejillas.
-Es que has estado con tantas ya-
Entonces se encontró con la mano enguantada del mayor, tomándole del mentón.
-Te daré una pista- estaba tan cerca que Edward no atinó a reaccionar, solo temblar ligeramente y sonrojarse como nunca – No es una mujer-
El mundo parecía detenerse en ese instante, podía sentir el cálido aliento del mayor sobre su piel de lo cerca que estaban y no podía evitar perderse en esos ojos oscuros, brillantes y de mirada tan fuerte...
-Taisa…-
Le tomó del cuello del uniforme de nuevo y acortó las distancias, no era bueno con aquello, nunca había sido bueno con las palabras en cuanto a sentimientos se trataba, y sobre todo, no tenía experiencia alguna, solamente buscaba descubrir por que cuando estaban a solas su corazón latía con tanta fuerza, y al sentir ese roce suave y dulce, pudo comprender, aunque no en su totalidad, todo lo que sentía por el mayor.
-Creo que entendiste bien quién es...- susurró el mayor una ves que se separaron y le acarició la mejilla.
-¿Ha?.. He... Oye oye... sigo siendo yo no me trates como una chica- dijo serio
El mayor soltó una risa y miro a otro lado con aire de grandeza.
-Vale te lo pierdes chibi-
-¡que no me digas chibi!-
El pelinegro soltó una carcajada y le atrapo con otro beso, y aunque algo torpe, Edward trató de corresponderle.
Ninguno de los dos notaron la sombra que se deslizó con una sonrisa maligna, y sus ojos se clavaban en el peliblanco que, en el interior de la casa, distribuía los platos en una mesa para lo que prometía ser una velada en familia.
Pero en ese momento, Edward Elric empezaba a descubrir, que es lo que era el amor.
avatar
Roy Mustang
Homúnculo
Homúnculo

Mensajes : 167
Me gusta : 2051
Fecha de inscripción : 03/08/2012
Edad : 31
Localización : Córdoba

http://coloresenunmundoacromatico.blogspot.com.ar/

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Envy el Mar Ago 21, 2012 11:44 am

hoooooooooooooooooo me esta gustando!.... esa escena entre Roy y Ed es muy tiernaaaa!!

y quien sera esta persona "Ninguno de los dos notaron la sombra que se deslizó con una sonrisa maligna" ???

quiero continuacióoon

_________________


No te olvides de revisar las reglas del Foro
avatar
Envy
Admin
Admin

Rol Rol : Yuno Fay
Mensajes : 1296
Me gusta : 3717
Fecha de inscripción : 03/11/2011
Edad : 416
Localización : Ciudad Central

http://fullmetalalchemist.forolatino.biz

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Roy Mustang el Mar Ago 21, 2012 11:55 am

xDDD aca te dejo quien era la sombra >///<

Cap 5: El despertar del Guardian


Alphonse y Edward estaban acostumbrados a los cambios, después de todo, su vida siempre había tenido esos giros que los obligaban a ser más fuertes día a día y sin duda, lo eran.
Y con eso también aprendieron a disfrutar de los pequeños momentos de felicidad plena que la vida les otorgaba, aunque sea algunas horas, bromeando junto con su hermano de corazón, sentados los tres frente al fuego de la chimenea en la sala de la casa del Pocionista.
Desde el despacho, dos figuras observaban a los dos chicos y la enorme armadura viviente, mientras Alphonse jugaba con los gatitos de la casa, Yue y Edward estaban sumergidos en un par de libros teóricos de alquimia que habían encontrado en la biblioteca del rubio, recordando viejos tiempos, cuando vivían juntos los tres y entrenaban con Izumi Curtis hasta que Fausto decidió ocuparse el mismo de la educación en alquimia del joven Tsukishiro.
-Realmente, son muy unidos…- comentó suavemente el Pocionista al coronel que les miraba tranquilamente desde su lugar –Oye se te van a desgastar los ojos tanto verlo ¿sabías? ¿Qué no te basta con haberle robado un par de besos recién?-
Eso pareció sacar de sus pensamientos al pelinegro mientras Valentine se reía discretamente.
-Chismoso…-
-Ho vamos… no fui el único...- respondió el joven recordando un par de horas atrás, que Alphonse los pillo a él y a Yue espiando por la ventana y soltando un suave gritito de ternura cuando la pareja al fin se había besado –Solo te voy a decir una cosa Roy Mustang, no te atrevas a lastimarlo, ni a joderla… porque me voy a encargar de que te bebas un tónico para bajar la libido y no podrás estar con ninguna persona más en toda tu vida- amenazó en medio tono de broma, medio tono serio el rubio, y es que le había tomado demasiado cariño a Edward como para permitir que su corazón fuese roto por su amigo –Y lo digo bien en serio cerrillo mojado-
Ante el apodo que remarcaba su inutilidad en la lluvia, Roy dejo de reírse y se cruzó de brazos.
-Aun no estoy seguro de que es lo que siento… pero...-
-Es especial… ¿verdad?-
-… Si…- terminó por responder el moreno.
-Entonces, empieza a ser algo… paciencia…-

Eran las tres de la mañana, y Roy seguía leyendo aquellos informes en el despacho del rubio, no solo por el caso de secuestros masivos, sino también por cierto dato infiltrado que había logrado prácticamente robar, un mapa de Amentris, con unos extraños símbolos, algo no le olía bien y tuvo que recurrir a la biblioteca del rubio, donde había libros milenarios obtenidos de vaya a saber dónde y vaya a saber por qué estaban en esa biblioteca.
-Taisa…-
Edward también se había desvelado leyendo en el diván de la misma oficina, los dos se habían sumido en un agradable silencio mientras estudiaban, pero de tanto en tanto las pausas como aquella, eran donde los libros eran dejados de lado, y sus miradas se encontraban y aquella madeja de sentimientos volvía a aflorar en ambos.
EL menor se sentó en el escritorio y apartó suavemente el libro que el pelinegro estaba usando, para acariciar levemente su mano y acercarle tímido, para rozar sus labios.
-Estas preocupado...-
Hablaban en voz baja para no despertar a los demás habitantes de la casa, Alphonse se había quedado con Yue, para que pudiese dormir tranquilo y Valentine hacia un rato que se había marchado a dormir, ya que su día comenzaba antes de despuntar el alba.
-Un poco –
Edward cerró los ojos y pero antes de que pudiese agregar algo más un ruido en el piso superior de la casa le puso alerta.
-¡Al!..-
Ambos corrieron al piso de arriba, Alphonse estaba sentado, en la silla junto a la cama pero no se movía, como si otra vez su alma hubiese abandonado la armadura.
-¡Al!-
Entonces se movió, parecía aturdido y desorientado pero al menos estaba bien.
-Que…-
-Yue…-
Edward se asomó por la ventana, había un rastro de sangre que iba desde el marco hasta las sabanas de la cama vacía, demasiada sangre.
-Se lo llevaron…- murmuró el pelinegro, no entendía como o quien podría haber lastimado y llevado a un joven alquimista entrenado para dar pelea... y sobre todo ¿por qué?
-¡Yue!- Edward no perdió tiempo, salió corriendo por las calles del lugar tratando de seguir el rastro de sangre, aunque apenas eran unas pequeñas gotas desparramadas a cierta distancia entre las calles, hasta dar con un edificio abandonado, ya bastante alejado de la parte central del pueblo –Yue…-
Estaba vacío y la sangre ya no se veía, pero no pudo evitar sentir un escalofrío a medida que se internaba en la oscuridad y el frio del lugar, hasta que un grito desgarrador le hiso dar un buen salto, y por poco soltar el corazón por la boca. Y apenas había logrado calmar un poco su respiración cuando otro grito igual que el anterior se dejo escuchar, podía reconocer la voz del albino donde sea.
-Yue… - empezó a correr a ciegas, guiándose solo por el sonido de sus gritos, preocupándole que cada vez sonase más débil.
Eso podía significar que, o Yue estaba por desmayarse, o estaba por desencadenar su lado bestial… ninguna de las dos opciones era buena…

Envy sonrió con gozo ante aquella visión… había sido relativamente fácil hacerse con el platinado, al ver a Al en sus estados de letargo , y agarrarle desprevenido, el único inconveniente fue el maldito rastro de sangre que el joven alquimista había dejado por toda la ciudad, al arrastrarle hasta aquel lugar , y luego había dado rienda suelta a su sadismo, golpeando y cortando al platinado y aún así no había conseguido hacer que gritase como era debido, hasta que le amarró las manos a un gancho que colgaba del techo y le aferro de sus largos cabellos para que le mirase.
-No me gusta que me hagan esperar, si digo que grites, gritarás…-
Enterró su mano en el costado del platinado, moviendo sus dedos en la herida y notando como el chico se estremecía y se mordía el labio hasta sangrar para no gritar.
-Grita- le susurró en el oído para luego lamer la sangre que salía del labio del chico – Si no lo haces lo mismo que estas padeciendo ahora lo haré con su adorado hermano…-
Yue abrió los ojos mirándole con terror negando y no soportándolo más, gritando con fuerza una y otra vez cuando ahora una fina daga se enterraba en su muslo y luego en una de sus manos, manchando la tela blanca de su pijama de rojo escarlata y el suelo volvió a teñirse de flores escarlata producto de las gotas de sangre que manaban de todas sus heridas.
-Sangre del alquimista Lunar…- Envy se lamió los dedos y vio como en el extremo de la sala, Gluttony se removía ansioso.
- ¡Lust! Contrólalo, no tiene que comérselo… aun-
La pelinegra solo sonrió acariciando la cabeza de su fiel compañero.
Envy se giró para volver a torturar al platinado cuando de la nada un puño de acero se clavó en su cara tirándolo varios metros lejos del cuerpo de Yue, aprovecho los segundos que el homúnculo tardó en levantarse para cortar la cuerda que amarraba a su hermano y liberarle.
-¡Ja! Me preguntaba cuando ibas a llegar Edward Elric – dijo el homúnculo limpiándose la sangre del labio – Tuve que desangrar al llorón para que no te perdieras-
Edward le miró con furia y ambos jóvenes, empezaron una lucha feroz mientras Yue iba arrastrándose por el suelo, tratando de evitar que su hermano del corazón saliese lastimado. Del otro lado de la sala podían verse destellos rojos, señal de que Lust, Gluttony estaban peleando contra el alquimista de la flama, que había corrido tras Edward.
-Onegai… detente... por favor… Envy… detente…-
Envy solo aprovechó la cercanía para darle una patada en la cara al platinado, provocando la furia del rubio y hacer que volviese a lanzar un golpe con su automail, notando como este empezaba a fallar y varios tornillos se cayeron al suelo, quedando por completo inutilizado.
-¡Ha! Mierda…-
El homúnculo no perdió tiempo y atacó con todas sus fuerzas, asestando golpe tras golpe.
-Detente ¡Onegai, detente!-
La sangre del mayor de los Elric empezó a manchar el suelo pero no se rendiría, a los golpes empezó a sumarse la alquimia, pero no era suficiente para detener al homúnculo.
-¡DETENTE!-
La voz de Yue no había salido como siempre, había tronado por todo el edificio como si mil voces hubiesen gritado al mismo tiempo, mientras que un destello blanco cegador dio paso a un circulo de trasmutación que fue extendiéndose por todo el lugar, creando otros más pequeños , en el centro del círculo más grande, se encontraba Yue, con sus ojos blancos, relucientes y expresión de transe, sus pies estaban a unos centímetros del suelo y la visión en sí hiso temblar de miedo a los tres homúnculos, que huyeron, como si aquella luz les causase un gran daño.
Por otro lado Edward y Roy cayeron al suelo debilitados, por alguna razón ninguno de los dos podía moverse hasta que el círculo se apagó así como había aparecido, dejando al platinado inconsciente sobre su propia sangre, pero en su cuerpo no había rastro de ninguna herida.
-Taisa…- Edward se arrastró como pudo, ya que el automail de la pierna tampoco le respondía correctamente y observó con aprensión como el pelinegro tosía abundante sangre, manchando sus blancos guantes y parte de su camisa blanca. -¡taisa!-
-Estoy bien-
El mayor se repuso quitándose los guantes y arrojándolos lejos de sí, ya no le servían y acercándose a Edward, abrasándole de repente como si tuviese miedo de perderle y siendo correspondido de la misma manera, sintiendo al rubio temblar entre sus brazos, ninguno de los dos podía encontrar en ese momento explicación a lo ocurrido y lo único que sabían era que debían salir de ahí.
Luego de reponerse un poco Roy pudo cargar en su espalda a Yue, y ayudar a Edward a caminar, aunque el rubio orgulloso trataba de hacerlo solo hasta que diviso como la reconocida armadura venia a toda prisa seguida por Valentine.
-Al...- se cayó de rodillas aliviado de verle y dejo que el joven Pocionista le revisase.
-Lo siento cariño pero poco y nada se de automails... solo quizás... – murmuró tocando varios puntos del brazo de acero – pueda darle movilidad mínima por un tiempo pero vas a tener que llamar a un mecánico…-
-Tranquilo- le calmó Edward una vez que estuvieron en la seguridad de la casa del Pocionista –Si puedes hacer que se mueva un poco en lo que llega o pueda ir a Winry...-
Valentine asintió y trato de reparar aquello lo mejor que pudo, para cuando terminó Edward podía mover su brazo y hacer algunos movimientos y caminar, pero no correr ni esforzarse mucho.
El Pocionista les hiso beber un té especial que le ayudo a relajarse y mermar el dolor de los golpes que había recibido de Envy.
-Debes descansar niisan...- Alphonse esperaba paciente junto a la silla donde Val había atendido a Edward mientras este se ponía una camisola prestada por el rubio.
-Alphonse tiene razón – dijo Roy, ya se había cambiado la ropa y vendado las heridas que Lust le había hecho y por supuesto, conseguido un par de guantes extra y traía su camisa desprendida, sacándole el aire al pobre mayor de los Elric. –Debes descansar-
-Pero… y ¿Yue?-
-Yo estaré con el niisan- respondió Alphonse – No pasará de nuevo lo prometo-
Edward asintió aun algo preocupado, pero sabía que Alphonse podía vigilarle y sentía todo su cuerpo pesado.
Por otro lado Valentine le miro y sonrió suave
-Me quedare con ellos, no falta mucho para que se haga la hora que habitualmente me levanto, así que no será problema… tú y Roy descansen un poco…-
Y no fue hasta que estuvo recostado en la cama con Roy sentado a su lado que cayó en la cuenta que estaba en un cuarto con una cama matrimonial.
-¡No vamos a dormir juntos!-
Roy le miro serio y le empujó de un hombro para recostarlo en la cama y besarle, pero no un roce inocente como habían sido los otros besos, sino uno demandante y fogoso que dejo a Edward con la respiración agitada, las mejillas rojas y el corazón palpitándole con fuerza.
-Estas mal de la cabeza taisa si crees que vamos a… a…-
-No vamos a hacer nada más que dormir-
Aquella voz grave y sensual, con tono de mando casi inconsciente pero a su vez que le relajaba, le ayudaba a centrarse mientras se perdía en esos ojos oscuros…
-Roy…-
El nombre del mayor sonaba tan lindo salido de sus labios que no podía más que besarle de nuevo, aunque esta vez en el beso había ternura y mucha calma.
-Solo por esta noche, permítete un poco de debilidad...- murmuro contra sus labios acomodándose a su lado y abrasandole por las caderas, de forma que estuviese cómodo para descansar.
-Tu… eres ... peligroso en una cama…- murmuró Edward pero Roy ya había cerrado los ojos y su respiración era profunda, señal de que se había quedado dormido… lo sabía bien, muchas veces había visto al taisa caer rendido sobre el escritorio y quedarse dormido como si aquel troso de madera dura fuese la cama más comoda del mundo- ¿Roy?...-
No hubo respuesta, solo un gran suspiró y un ligero apretoncito que hiso que sus cuerpos estuviesen más cerca.
Edward sentía que su mente se iba vaciando, los problemas surgían en su mente pero no era capaz de analizarlos, simplemente se dejo llevar por el sopor del cansancio y del té relajante, estrujando con su mano humana la camisa del pelinegro, como queriéndose aferrar a una única realidad, y era la de que estaba durmiendo al lado de la persona que llevaba amando desde hacía años.

Mientras, en la mansión Croix, Fausto analizaba un espejo enorme, cuyo marco brillaba como hacía doce años no lo había hecho, con aquellos extraños círculos alquímicos…
… definitivamente, el poder del guardián de la puerta había despertado.
avatar
Roy Mustang
Homúnculo
Homúnculo

Mensajes : 167
Me gusta : 2051
Fecha de inscripción : 03/08/2012
Edad : 31
Localización : Córdoba

http://coloresenunmundoacromatico.blogspot.com.ar/

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Envy el Mar Ago 21, 2012 12:34 pm

Nooooooooo!!!!.... pobre Yue!... Envy es un groso *O*!!... siempre haciendo de las suyas >.<!....

Esa ultima escena entre roy y ed es muy tiernaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa *O*!!!!... me encanto!!...

El guardián de la puerta????... acaso ese es Yue?

_________________


No te olvides de revisar las reglas del Foro
avatar
Envy
Admin
Admin

Rol Rol : Yuno Fay
Mensajes : 1296
Me gusta : 3717
Fecha de inscripción : 03/11/2011
Edad : 416
Localización : Ciudad Central

http://fullmetalalchemist.forolatino.biz

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Roy Mustang el Mar Ago 21, 2012 12:43 pm

eso lo sabremos en el prox episodio xDD y te dije que Envy saca mi lado gore xDDD

Yue: >_> y me dolió
avatar
Roy Mustang
Homúnculo
Homúnculo

Mensajes : 167
Me gusta : 2051
Fecha de inscripción : 03/08/2012
Edad : 31
Localización : Córdoba

http://coloresenunmundoacromatico.blogspot.com.ar/

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Envy el Mar Ago 21, 2012 12:46 pm

jajajajaja entiendo Yue que te aya dolido... como para que no te duela!.... Yuki, te entiendo Envy da para hacer esas cosas, es muy hdp! ajajajaj

Envy: jajaja, que devilucho eres Yue!...



_________________


No te olvides de revisar las reglas del Foro
avatar
Envy
Admin
Admin

Rol Rol : Yuno Fay
Mensajes : 1296
Me gusta : 3717
Fecha de inscripción : 03/11/2011
Edad : 416
Localización : Ciudad Central

http://fullmetalalchemist.forolatino.biz

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Roy Mustang el Mar Ago 21, 2012 1:00 pm

si xD lo desagró, literalmente xDD pero bueno, no todo puede ser rosa en el fic no? alguien tiene que ser el hdp

Yue: ¬¬ vos me queres hacer enojar de nuevo he he he?
avatar
Roy Mustang
Homúnculo
Homúnculo

Mensajes : 167
Me gusta : 2051
Fecha de inscripción : 03/08/2012
Edad : 31
Localización : Córdoba

http://coloresenunmundoacromatico.blogspot.com.ar/

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Envy el Mar Ago 21, 2012 1:13 pm

Exactamente tiene que haber algo dramático XD

Envy: jajajaja... mocoso, es la verdad *Esboza una media sonrisa en forma de burla hacia Yue* tu ese haganeno-chibi...

_________________


No te olvides de revisar las reglas del Foro
avatar
Envy
Admin
Admin

Rol Rol : Yuno Fay
Mensajes : 1296
Me gusta : 3717
Fecha de inscripción : 03/11/2011
Edad : 416
Localización : Ciudad Central

http://fullmetalalchemist.forolatino.biz

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Roy Mustang el Mar Ago 21, 2012 1:15 pm

Yue: TwT!!!! yo no soy lloron, y Edo chan no es chiquito! solo es tamaño bolsillo uwu

porque no toma leche (?) XD y si ahora es cuando empiezan los dramas muajajaja, lo que no se si subir el fic de Cronicas del Milenio,me tienta pero es tremenda ensalada xD
avatar
Roy Mustang
Homúnculo
Homúnculo

Mensajes : 167
Me gusta : 2051
Fecha de inscripción : 03/08/2012
Edad : 31
Localización : Córdoba

http://coloresenunmundoacromatico.blogspot.com.ar/

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Envy el Mar Ago 21, 2012 2:25 pm

Envy: que no eres lloron?... y que es esto entonces?

Roy Mustang escribió:Yue: TwT!!!! yo no soy lloron

~ * ~

RoyMustang escribió: lo que no se si subir el fic de Cronicas del Milenio,me tienta pero es tremenda ensalada xD

ñaaa mientras sea de FMA, lo puedes subir... si es de SM subelo en la parte dedicada a SM ;D! pero si quieres subelo!...

_________________


No te olvides de revisar las reglas del Foro
avatar
Envy
Admin
Admin

Rol Rol : Yuno Fay
Mensajes : 1296
Me gusta : 3717
Fecha de inscripción : 03/11/2011
Edad : 416
Localización : Ciudad Central

http://fullmetalalchemist.forolatino.biz

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Roy Mustang el Mar Ago 21, 2012 2:33 pm

Yue: >_< (corre en circulos) nyaaaa dejame en paz

xDDD el fic es emm crossover, pero como esta en el mundo de sailor moon, creo que mejor lo subo ahi ^^
avatar
Roy Mustang
Homúnculo
Homúnculo

Mensajes : 167
Me gusta : 2051
Fecha de inscripción : 03/08/2012
Edad : 31
Localización : Córdoba

http://coloresenunmundoacromatico.blogspot.com.ar/

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Envy el Mar Ago 21, 2012 2:39 pm

Envy: Mocoso, mocoso, mocoso!...*Mirando a Yui mientras se ríe* "esto es gracioso, el gran alquimista lunar, jajaja psss que chiste"
Spoiler:


---

jajajaja dale dale!... entonces espero verlo pues Very Happy

_________________


No te olvides de revisar las reglas del Foro
avatar
Envy
Admin
Admin

Rol Rol : Yuno Fay
Mensajes : 1296
Me gusta : 3717
Fecha de inscripción : 03/11/2011
Edad : 416
Localización : Ciudad Central

http://fullmetalalchemist.forolatino.biz

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Rei el Miér Ago 22, 2012 4:25 pm

hoooooo YUKI quiero continuacion Very Happy mauuuuuuuuuuuuuuuuuw
avatar
Rei
Hohenheim de la Luz
Hohenheim de la Luz

Mensajes : 374
Me gusta : 2555
Fecha de inscripción : 03/11/2011
Edad : 52
Localización : Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Envy el Mar Ago 28, 2012 3:50 pm

Ñaaa yo también quiero continuación! TwT!... no te tarde Yuki... no me dejes con las ganas >.<

_________________


No te olvides de revisar las reglas del Foro
avatar
Envy
Admin
Admin

Rol Rol : Yuno Fay
Mensajes : 1296
Me gusta : 3717
Fecha de inscripción : 03/11/2011
Edad : 416
Localización : Ciudad Central

http://fullmetalalchemist.forolatino.biz

Volver arriba Ir abajo

Re: Moonligth Eclipse (Fan Fic Fullmetal)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.